5 pasos para ser guiado por Dios



Todo cristiano se ve en la necesidad de ser guiado por Dios. Ya sea por tomar una decisión difícil, encontrar su pareja idónea, cambiar de trabajo, comprar una casa o un auto, muchas veces buscamos esa guía divina pero no sabemos como sentirla o como realmente debemos pedirla. En la biblia encontramos un ejemplo de como podemos ser guiados por Dios, en una de las historias más destacables y conocidas. En la cual veremos cinco formas principales por las que Dios puede guiarnos.

En el capítulo 24 de génesis vemos como Abraham envía a uno de sus criados a buscar esposa para su hijo Isaac. Lo que hace el criado es pedir la guía de Dios, aun no ha terminado cuando ve la repuesta de Dios.

Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham. Génesis 24:12

El criado de Abraham no tenía vergüenza de orar pidiendo éxito. Hizo una oración que todos podemos imitar: "Te ruego que hoy me vaya bien". No era egoísta. Era una petición para que Dios bendijera a otros: "Haz misericordia con mi señor Abraham". Pidió ser guiado por Dios.


1) La autoridad de la Biblia

Obviamente Abraham no tenía la Escritura que tenemos nosotros, pero disponía de los mandamientos de Dios que luego formarían parte de la Escritura. Dios ordenó a su pueblo contraer matrimonio solo con otros que creyeran en él. Abraham le encargó a su siervo que no tomara una esposa para su hijo de la tierra de Canaán sino de su propio pueblo.

2) La guía del Espíritu Santo

El Espíritu Santo nos guía al orar. Aunque las palabras «Espíritu Santo» no se usan en este pasaje, es evidente que todos los participantes están en una posición que les permite ser orientados por Dios, escucharlo a él y ser guiados por el Espíritu. El criado de Abraham oró desde su corazón. Rebeca apareció cuando "aún no había terminado de orar" y cuando ella apareció, Isaac estaba fuera en el campo donde había ido a meditar.


3) El sentido común

La elección de Rebeca tenía sentido. Claramente era alguien adecuada para Isaac. Casualmente era «muy hermosa». También era «virgen, pues no había tenido relaciones sexuales con ningún hombre». Más importante aún, era claramente generosa, llena de gracia y amabilidad. Su respuesta inmediata a la petición de agua no fue solo ofrecerla sino además decir: «Voy también a sacar agua para que sus camellos beban todo lo que quieran».

4) El consejo de los santos

Una de las formas por las que nos guía Dios es mediante el consejo piadoso («santos» se usa aquí en el sentido del Nuevo Testamento para describir a todo el pueblo de Dios). Aunque el matrimonio de Isaac y Rebeca fue muy distinto al de los matrimonios modernos en Occidente, en cuanto a que implicaba un importante elemento de arreglos y acuerdos familiares, también tenía un elemento de elección. Preguntaron a Rebeca: «¿Quieres ir con este hombre?» y ella respondió: «Sí». Isaac escogió casarse con ella y la «amó». Seguían el consejo de los santos en el sentido de que todos a su alrededor, en especial sus padres, reconocieron lo siguiente: «… el Señor lo ha dispuesto».

5) Señales circunstanciales

Este es uno de los casos más claros en la Biblia sobre la guía de Dios mediante señales circunstanciales. El criado pidió una señal y se le dio exactamente lo que solicitó. No obstante, como hemos visto, la señal no fue casual. Fue una prueba del carácter de Rebeca que ella completó.

Como resultado de ser guiado por Dios no solo su encuentro fue un gran éxito sino también, más importante aún, lo fue su matrimonio.

Importante:Si desean colaborar conmigo y bendecir muchas vidas, comparte y recomienda este blog. No olviden comentar y suscribirse en: Facebook, Twitter, Google+Blogger.

Compartir:


También puedes leer:

Siguiente
« Prev Post

Tus comentarios me motivan a seguir adelante. Recuerda que te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Los comentarios con links no serán publicados

EmoticonesEmoticones