¿Olvidarse de Dios, Vale La Pena?

Últimamente he notado lo fácil que es olvidar algo o el propósito por el que Vivimos. Con facilidad olvidamos nuestras llaves, olvidamos los cumpleaños, olvidamos lo que dijimos, olvidamos lo que prometimos e inclusive olvidamos a las personas que amamos.

¿Por qué no olvidar a Dios?

Lo sé, la primera parte del titulo de este tema es algo que nunca nadie quisiera o debería hacer. Pero, por experiencia te puede decir que pasa, pero ¿Como alguien puede dejar a Dios?. Bueno, la respuesta es fácil, se alejan o olvidan a Dios, porque ya no recuerdan todo lo que Dios ha hecho y puede seguir haciendo por ellos. 

Cuídate de no olvidarte de Jehová. Deuteronomio 6:12

Dios es importante en tu vida


Si tenemos a "Dios como algo", seguramente lo vamos a olvidar, necesitamos tener presente a Dios como a la persona más importante de nuestras vidas. Soy de las personas que cuando se empeñan en algo no estan tranquilos hasta que ven realizado lo que deseaban (estoy seguro que hay muchos así o al menos espero no ser el único).

Lo que quiero dar a entender diciendo esto, es que cuando de verdad deseamos algo, nos esforzamos porque se cumpla. Cuando tienes que estudiar para un examen, haces lo posible para aprender todo de memoria y no quieres que nada se te olvide. Si te empeñas en agradar a Dios en todo momento, estarás orando, cada día sentirás la necesidad de leer tu biblia y ayunar para estar cerca de Dios. Si tomas tu relación con Dios como lo más importante en tu vida, siempre tendrás tiempo para dedicarle a Dios y ni siquiera por tu mente pasará olvidar o abandonar a Dios. 

¿Porque no se debe olvidar a Dios?

En muchas ocasiones el pueblo de Israel, se olvido de Dios y empezó a hacer lo malo. Esto es algo inexplicable, Dios había mostrado grandes prodigios y maravillas a los ojos de este pueblo y ellos se olvidaban de esto ¿Como alguien puede pagar mal, cuando se le da algo bueno?

La biblia dice:

Tu maldad te castigará, y tus rebeldías te condenarán; sabe, pues, y ve cuán malo y amargo es el haber dejado tú a Jehová tu Dios, y faltar mi temor en ti, dice el Señor, Jehová de los ejércitos. Jeremias 2:19
Siempre que el pueblo de Israel se alejaba de Dios le pasaban cosas malas, el ejemplo lo podemos ver en el libro de Jeremías. Dios envío a este profeta para amonestar al pueblo y ninguno escucho, despues de esto les ocurrioeron muchas cosas malas y podemos leer sus lamentos en todo el libro de lamentaciones. 

Cuando dejamos a Dios por algo que no vale la pena, después sufrimos las consecuencias por meses, por años, y a veces durante el resto de la vida. Cuantos no quisiera regresar el tiempo y volver el día en que decidieron alejarse de Dios y no hacerlo. Los errores se pagan caro, acaso algo malo puede traer algo bueno? Si nuestras acciones son malas, no esperemos algo de bueno de Dios.

Separados de Jesús no podemos hacer nada, Juan 15:5. A nadie le puede ir bien sin Dios. Si miras que muchos están bien y están alejados de Dios, eso será solo por un tiempo, después viene su ruina y sus lamentos por haber dejado al dador de la vida. La biblia dice: El que hace la voluntad de Dios permanece para siempre 1 Juan 2:17.

¿Qué hacer para nunca olvidar a Dios?

Esto es algo fácil de decir, pero un poco difícil de aplicar (aunque recordemos que con la ayuda de Dios todo es posible). La respuesta es sencilla nuestra mente necesita constantemente recordar porque estamos donde estamos. Tal vez algún día un médico se pregunte muy asustado, ¿Porque tengo las manos llenas de sangre? y su repuesta sea: ¡Ayude a una persona sobrevivir, me siento feliz! 

Es importante recordarle a nuestra mente y alma que Dios ha hecho cosas grandes en nuestra vida, ya que de lo contrario diremos que todo lo bueno que nos a pasado, es por suerte y no le daremos la gloria y honra que Dios se mere por todas las bendiciones que hemos recibido. Después de atribuirnos lo que Dios nos ha dado, no sentiremos superiores y nos vamos a alejar de Dios.

El salmista David estaba consiente de esto, su mente le decía que no valía la pena seguir esperando en Dios y que se olvidará de él, pero reforzaba su confianza en Dios, diciendo: ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Salmo 42:5

Para nunca olvidarnos de Dios debemos siempre tener presente lo bueno y grande que ha sido en nuestras vidas. Y ¿Cómo hago para tener presente a Dios? Buscando su presencia cada día por medio de la oración, la lectura de su palabra, ayunando y asistiendo a su casa siempre que haya servicio.

Conclusiones

No te olvides de Dios, pase lo que pase en tu vida, no te apartes de él. Recuerda que aunque nosotros eramos malos, Dios envío a su hijo a morir por nuestros pecados y darnos salvación y vida eterna (si todavía no has aceptado a Jesús en tu corazón aquí te digo como hacerlo). Olvidarte de Dios es lo peor que puedes hacer. Si deseas una vida feliz, llena de alegrías y bendiciones mejor enfocate en servir a Dios en los momentos difíciles, te recomiendo leer esta anécdota que muestra que lo bueno y lo malo no dura para siempre.

El error más grande que puedes cometer es alejarte de Dios.

Como siempre, te invito a utilizar los comentarios para dejar tu opinión en este artículo. Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sígueme a través de twitterfacebookgoogle+ y RSS Feed, si deseas recibir los artículos en tu correo suscribete aquí. Usa los botones sociales al pié de la publicación para recomendarla a tus amigos. ¡Gracias! 

Dios los bendiga hoy y siempre.

Compartir:


También puedes leer:

Siguiente
« Prev Post

Tus comentarios me motivan a seguir adelante. Recuerda que te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Los comentarios con links no serán publicados

EmoticonesEmoticones