Leer La Biblia Una Vez y Aprender El Doble

Lo que vamos a hacer hoy es descubrir nuevamente la lectura de la biblia por medio de un sistema llamado “Leer la biblia con doble ganancia”, los invito a leer en las líneas de abajo más sobre este tema.


Para todo hijo de Dios leer la biblia debe ser un deleite, algo donde sienta gran gozo en hacerlo y lo disfrute.

Hay muchas formas para leer la biblia, incluso la puedes escuchar (por si acaso, te dejo el link para descargar la biblia en audio). Este método es de gran ayuda para parejas que leen juntos su biblia, pero también se pueden aplicar con amigos, nuestra familia, para reuniones de caballeros, damas o jóvenes y grupos en casa. Si estas interesado en leer la biblia solo, estos consejos te puede ayudar (clic aquí). Por los avances tecnológicos también se puede aplicar en personas que estén en diferentes países o regiones, más abajo explico cómo y les propongo crear un grupo de lectura de la biblia.

De antemano te aclaro que este no es un nuevo método para leer la biblia, solo es una forma sencilla y diferente de hacerlo. Antes de empezar con el sistema debemos tener claro que es muy diferente “Leer la biblia” y “Estudiar la biblia”. Cuando leemos la biblia lo hacemos solo por medio de un capítulo o versículos diarios, es mejor algo que nada. En cambio estudiar la biblia se refiere a buscarle significado, analizar los versículos y aplicarnos en nuestras vidas.

La opinión de su servidor es que debemos centrarnos en estudiar la biblia y cuando estemos muy cortos de tiempo, solo leamos la biblia para no alejarnos del hábito de siempre leer la palabra de Dios.

Los pasos para leer la biblia una vez y aprender el doble son los siguientes:

Elegir un Tema

Lo primero que se debe hacer es pedir a Dios en oración que nos guie por medio del “Espíritu Santo” para elegir un tema o determinar un capitulo o versículos para leer. Es necesario que todos estén de acuerdo con lo que se va a leer, porque de lo contrario no prestarán la atención necesaria o no se tomen el tiempo de leer.

Debemos ser flexibles y permitir que se lean versículos o temas de la biblia que ya hemos leído, ¿Quién sabe tal vez Dios nos quiere enseñar algo nuevo? Si llevas tiempo escudriñando las escrituras no te sientas superior a los que empiezan con este deseo de aprender de las sagradas escrituras.

Se puede acordar leer 10 o 20 versículos al día o de uno a tres capítulos por semana, todo depende de cuando se reúnan para platicar sobre lo leído (esto lo voy a ampliar en el último paso)

La lectura de la biblia

Esta es la parte más importante. Todos los que están participando en este sistema, deben tomarse tiempo para leer la biblia en el transcurso del día o la semana. Regularmente encontramos tiempo para hacer lo que nos gusta, cuando no deseamos hacer algo, no es que no tengamos tiempo, regularmente tenemos una excusa.

En lo personal lo que me ha ayuda mucho al momento de leer la biblia, es pedirle a Dios que ponga el deseo en mi corazón de aprender más de él, por medio de su palabra.

Al mismo tiempo que se lee la biblia se debe anotar el pensamiento o idea principal de la lectura. Puedes tener tu libro o cuaderno de apuntes. Si te gusta la tecnología puede utilizar tu Tablet, iPad o Smartphone para anotar, hay muchas aplicaciones para estos dispositivos destinadas a tomar notas. Es esencial que anotes lo que aprendiste de la lectura, ya que esto es lo que se va a compartir cuando el grupo o pareja se reúna (en el siguiente paso te explico cómo se debe compartir).

Compartir lo que aprendí

En esta fase consta de programar reuniones con el grupo o pareja de lectura. En el caso de los esposos puede ser por la noche, cuando los niños ya estén descansando. En el caso de los grupos, puede ser por las tardes o noches, todo depende del tiempo disponible que tengan todos los miembros para estar presentes., ya que es necesario que todos los que aceptaron leer estén.

Aquí es donde debemos compartir lo que hemos anotado en el paso 2 (La lectura de la biblia) con esto nos daremos cuenta que fue lo otros encontraron y nosotros no. Al mismo tiempo serviremos de complemento a los demás, compartiendo lo que encontramos. Prácticamente es dar y recibir.

La tecnología a avanzados, por lo que podemos hacer uso de ella, si todos en el grupo de lectura poseen correo electrónico, solo se tendría que elegir un día de la semana para que todos envíen la información y se puede omitir el paso de reunirse físicamente. También puedes hacer uso de una video llamada o chat, si tu grupo de lectura de la bíblica se encuentra en otro país o región. He escuchado de algunos hermanos que comparten lo que leen por medio de teléfono.

Conclusión

Mi consejo para todos los que leen la biblia es que siempre antes de leer, le pidan a Dios sabiduría para interpretar su palabra. Que mejor maestro que él que inspiro la biblia.
Si algunos de los que lean este artículo están interesados en formar un grupo de lectura de la biblia, podemos ponernos de acuerdo y empezar a aplicar este sistema y compartir lo que aprendimos por medio de esta vía o por correo electrónico. Solo deja un comentario o ve al área de contacto para avisarme.

Compartir:


También puedes leer:

Siguiente
« Prev Post

Tus comentarios me motivan a seguir adelante. Recuerda que te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Los comentarios con links no serán publicados

EmoticonesEmoticones