¿Por Qué Pides?

Para Dios no hay peticiones grandes, ni crisis, ni problemas que sobrepasen su poder y sabiduría. Tampoco hay necesidades, ni deseos, ni cargas que se pueden tomar como absurdas por ser tan pequeñas. Dios en su gran amor y misericordia, se interesa por nosotros, él está consiente que como humanos tenemos fallas, pero a pesar de eso nos sigue amando y está dispuesto a escucharnos.


Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 1 Pedro 5:7

Todo lo que pedimos a Dios y es conforme a su voluntad, él lo puede hacer. La biblia lo confirma en 1 juan 5:14 si pedimos una cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

¿Cuáles son las peticiones que tienes delante de Dios? 

Todos tenemos esa petición especial delante de Dios, que sabemos que a su tiempo se cumplirá, pero que pasa cuando esto no sucede. Es acaso que Dios no, nos ama lo suficiente, como para no cumplir esa petición? No lo creo, en ocasiones somos egoístas y pedimos cosas que servirán solo para nuestro deleite y no le darán gloria a Dios.

Dios es sabio y no te dará algo que te apartará de él. Cuando pongamos una petición delante de él, debemos tomar el ejemplo de Jesús en Mateo 26:39, cuando termino de exponer su petición termino diciendo: “No sea como yo quiero, si no como tu”.

Cuando pidamos algo asegurémonos que sea lo que Dios quiere, para que nuestra petición sea cumplida.

Si tienes una petición que no ha sido contestada, sigue clamando y si no ves respuesta pregúntate: ¿Cómo se podrá glorificar Dios en mi petición? ¿Lo que pido ayudará a otros a estar cerca de Dios? ¿Lo que pido me hará sentirme superior a otros? ¿Me llenare de orgullo con lo que pido? Si respondes todas o la mayoría de preguntas con un “Si”, date cuenta que la petición no está en la voluntad de Dios.

Y hasta aquí llega el tema de hoy. Si tienes dudas o quieres compartir algo deja un comentario. Comparte este artículo si consideras que puede ayudar a alguien más.

Dios te siga bendiciendo y que su paz sea contigo.

Con mucho aprecio y cariño

Obed

Tema extraído del libro Nuestro Pan Diario – Edición 2012

Compartir:


También puedes leer:

Siguiente
« Prev Post

Tus comentarios me motivan a seguir adelante. Recuerda que te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Los comentarios con links no serán publicados

EmoticonesEmoticones