Sin Amor estoy en Quiebra (Parte 1)

"NO IMPORTA LO QUE DIGA, LO QUE PIENSE O LO QUE HAGA, SIN AMOR ESTOY EN QUIEBRA. LA VIDA CONSISTE EN AMAR".

Como Dios es amor, la lección más importante que quiere que aprendamos en esta tierra es como amar. El amor es el fundamento de todos los mandamientos que nos ha dado, por que cuando amamos, más semejantes somos a el: Porque la ley se resume en este mandamiento “amaras a tu prójimo como a ti mismo”. Aprender a amar desinteresadamente no es una tarea sencilla. Es contraria a nuestra naturaleza egocéntrica por eso contamos con toda una vida para aprender a amar. Por supuesto, Dios quiere que amemos a todos, pero está particularmente interesado en que aprendamos a amar a los miembros de su familia. Porque Dios quiere que su familia sea fundamentalmente conocida por el amor que manifiesten entre sí? Jesus dijo que el amor que manifiesten entre los otros, y no nuestras creencias doctrinales, seria nuestro mayor testimonio al mundo. Dijo: De este modo todo sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.

En el Cielo disfrutaremos de la familia de Dios para siempre, pero primero tenemos que realizar un trabajo difícil en la tierra, como preparación para una eternidad de amor. Dios nos entrena dándonos “responsabilidades familiares” y la principal es que practiquemos amarnos unos a otros, El quiere que tengas una comunión estrecha  regular con otros creyentes para desarrollar la práctica del amor. El amor no puede aprenderse en aislamiento, necesitas estar rodeado de personas: insoportables, imperfectas y molestas. Gracias a la comunión podemos aprender tres verdades importantes...


"El mejor uso de la Vida es Amar".

El amor debe ser tu prioridad, tu objetivo y tu mayor ambición. El amor no es una buena parte de la vida, El amor es la parte más importante. La palabra de Dios declara que el amor sea para ustedes la más alta meta. "La vida sin amor no tiene sentido" Pablo dice: no importa lo que diga, lo que crea o lo que haga, sin amor estoy en quiebra, en ocasiones nos conducimos como si las relaciones fueran algo que conseguimos introducir en nuestros planes, hablamos de hallar tiempo para nuestros hijos, o las personas en nuestra vida pero Dios dice que lo esencial de la vida consiste en nuestras relaciones con los demás.

Amar a Dios y amar a los demás…”Ama al señor tu Dios con todo tu corazón…” primer mandamiento luego podemos encontrar: “Ama a tu prójimo como a ti mismo…” 

Lo que más importa en mi existencia son las relaciones no los logros o la adquisición de bienes, entonces por que prestamos tan poca atención a las relaciones? Gastamos nuestro tiempo en hacer dinero, y bienes materiales que a la larga “son materiales”……
(Parte 1)

Compartir:


También puedes leer:

Siguiente
« Prev Post

Tus comentarios me motivan a seguir adelante. Recuerda que te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Los comentarios con links no serán publicados

EmoticonesEmoticones